La Vía Romana

La vía Romana fue construida por los romanos para conectar las comarcas de la Garrotxa y del Ripollès. Una parte de la vía se conserva, y se asequible para todas las edades. Se puede empezar la excursión desde la misma casa y tiene una longitud de 8 km, llegando hasta la población de Sant Pau de Seguries.